Tag: Conocimiento

Articulación y apoyo al sector nuclear

Articulación y apoyo al sector nuclear

2016/01/15 | By | Add a Comment

El sector nuclear se ha caracterizado desde hace ya muchos años, antes de la expansión de la nueva cultura sobre compartir el conocimiento, por un gran intercambio de información y experiencias entre los distintos actores, siempre con el fin de preservar y mejorar la Seguridad Nuclear. En este sentido, la cultura de dar a conocer los aprendizajes que pueden servir a otros y de estar en foros de intercambio de experiencias para la mejora de procedimientos, recomendaciones, normativa, etc., está muy incorporada en las organizaciones nucleares, especialmente si hablamos de Centrales Nucleares y Organismos Reguladores. Organizaciones internacionales como la IAEA , WANO , INPO , NEA , EPRI , y más modernamente organizaciones como GNSSN , SNETP , y concretamente organizaciones relacionadas directamente con la educación nuclear como ENEN  en Europa, y sus homólogas LANENT  en Latinoamérica, AFRA-NEST  en el continente africano y ANENT en Asia, etc. han cumplido un papel fundamental en articular estos procesos de colaboración y aprendizaje que tan necesarios son en este sector. También son interesantes las iniciativas de otras redes de colectivos como es el caso de los jóvenes en la Young Generation Network  y las mujeres en WIN, Women in Nuclear .

En paralelo con esta sana cultura de compartir y de aprender de los errores de otros, está el miedo a alarmar a la población con noticias preocupantes, el miedo a que la población entre en pánico por comunicar acontecimientos, muchas veces de poca importancia a nivel del riesgo que supone para el público, y otras de la importancia de un accidente de máxima gravedad como fueron por ejemplo el de Chernobyl o el de Fukushima. En estas circunstancias puede ocurrir que la cultura de compartir quede en entredicho y en muchas ocasiones ha primado una respuesta contraria a la transparencia. Esta respuesta unas veces ha sido bastante irracional, y relacionada con el miedo a alarmar, y otras veces ha sido más “meditada”, tratando de salvaguardar intereses económicos por delante de la Seguridad, o salvaguardar la imagen de una determinada organización o país. Y es que en ocasiones las consecuencias de la transparencia, humildad y generosidad que hacen falta para compartir y aprender de los errores pueden ser unos gastos importantísimos, e incluso la decisión del cierre definitivo de una central nuclear, con lo esto que supone de pérdidas económicas y de credibilidad, y esto pone a prueba la humanidad de los gerentes más comprometidos. No se trata de quitar responsabilidad por las acciones incorrectas que hayan podido llevarse a cabo a lo largo de la vida de las centrales nucleares, sino de poner en contexto la situación, para comprenderla lo mejor posible y así poder hacer hincapié en los puntos débiles y mejorarla.

Dicho esto quiero hablar sobre el papel de las organizaciones internacionales no gubernamentales en la Gestión del Conocimiento y en la Cultura de Seguridad de las organizaciones nucleares. Y para ello voy a citar las palabras de María Josefa Moracho de la IAEA, en la entrevista que le hicimos durante el 4th ASEM Meeting el pasado Octubre en Madrid [1]: “…estas organizaciones cumplen una función importantísima e insustituible, que tiene que ver con preservar y transferir el conocimiento, pero también con el desarrollo, el mantenimiento y la mejora continua del conocimiento. Estas organizaciones dedican mucho esfuerzo a la formación, a desarrollar cursos, lo que tiene que ver con desarrollar el conocimiento, también el mantenimiento del conocimiento, pues hay muchísimo conocimiento relacionado con los procesos de gestión de ese conocimiento, y a la mejora continua, y ahí es donde las organizaciones internacionales juegan un papel fundamental, porque realmente no vamos a aprender mucho si no nos comparamos y si no intercambiamos conocimiento con los demás. Si tenemos un background técnico que puede ser estupendo a nivel nacional, incluso si dentro de nuestra región cooperamos con otros países, pero cuando miramos a la aproximación global como desde organizaciones como el Organismo Internacional de Energía Atómica, y miramos qué es lo mejor, el mejor conocimiento en Seguridad Nuclear, realmente estamos realizando una función que contribuye y que tiene sentido…”. Ella habla también de que para desempeñar un buen trabajo dentro de una de estas organizaciones internacionales, además de una sólida cualificación técnica en la temática de que se trate, es fundamental tener habilidades y actitudes de comunicación, especialmente comunicación intercultural, saber escuchar, tolerancia y sensibilidad.

Referencias

[1] Entrevista a María Josefa Moracho Ramírez, Policy and Programme Support Section, Division of Nuclear Installation Safety, Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), realizada por Mercedes Alonso Ramos y Carlos Merino Moreno en octubre de 2015.

 

Un reto para 2015

Un reto para 2015

2015/01/12 | By | Add a Comment

¡Desde ICA2 nos planteamos un reto para compartir conocimiento a lo largo del nuevo año 2015!

Con el fin de cubrir diferentes temas de interés relacionados con Gestión del Conocimiento, Innovación y Tecnología, hemos  establecido unos meses temáticos que dirigirán gran parte de nuestras publicaciones en Innoemotion.
La dinámica será la siguiente: diferentes miembros y colabores de ICA2 publicarán una media de dos post semanales siguiendo el tema del mes en cuestión.
Los temas propuestos son los siguientes:
Planificación temática 2015 Innoemotion
Así, por ejemplo, durante el mes de Enero se tratarán aquellos temas relacionados con Indicadores para la Gestión del Conocimiento y Calidad.
¡Os esperamos a los largo de este recorrido con vuestros comentarios y aportes que tanto valoramos!
Un abrazo

 

Apropiación Social del Conocimiento

Apropiación Social del Conocimiento

2014/09/22 | By | Add a Comment

El desarrollo real de un país es el que se vincula con su sociedad. Los planteamientos asociados al bienestar y la calidad de vida se articulan bajo una senda de progreso derivada de factores económicos en los que se apoya el empleo, la renta, el desarrollo y acceso a la salud, los suministros, la educación, etc.

Sin embargo, se extiende una realidad contraproducente para todo este argumento que no es otra que la falta de conexión entre el avance científico-tecnológico y el desarrollo social. Podemos observar importantes logros en ciencia y tecnología que no llegan a su versión “real” o productiva, o, incluso, que se “fugan” a otras localizaciones mientras se desatiende lo cercano.

Este discurso, siendo conocido, todavía cuenta con retos clave por resolver y se están llegando a comprender las diferentes cuestiones que se articulan para provocar ese problema de falta de impacto social de la ciencia y tecnología en los entornos cercanos. En este sentido, es preciso comprender el marco de elementos que se deben analizar para poder actuar sistémica y coherentemente en estos asuntos, a saber:

  • Los productores de ciencia y tecnología (con un mayor peso de la Academia).
  • Las comunidades de ciudadanos que proponen y disponen.
  • Los procesos que estructuran la realidad de interacción entre ambos agentes.
  • Los espacios que configurar los lugares o fórmulas de encuentro.

De esta manera, se busca la creación de un modelo de interacción que va más allá de los esquemas que vienen desarrollando la conocida como “transferencia” (muy unilaterial desde los productores) para entrar en marcos de trabajo más abiertos y próximos al concepto de “intercambio” y en los que se persigue la denominada “apropiación social del conocimiento”. Por tanto, se pretende la configuración de un modelo para esta apropiación, estableciendo criterios básicos para detonar proyectos de co-creación en los que el resultado de estos procesos participativos sea una “innovación social” perteneciente a todos.

Desde las Universidades, Centros de Investigación y otros agentes se desarrollan proyectos de ciencia y tecnología que deberían contar siempre con un esquema de impacto orientado a la apropiación social del conocimiento. Estos resultados pueden, en su procesos final de concreción, contar ya con un proceso formal de involucración de comunidades o pueden articular un “catálogo de resultados” sobre el que promover acciones de comunicación en aras de captar interesados en su uso y ajuste.

Por otra parte, los productores de ciencia y tecnología también asumen un papel importante en la creación de competencias a favor de la apropiación social del conocimiento lo que implica que toda esta labor cuenta con personas formadas adecuadamente en el concepto de “apropiación social del conocimiento” lo que deriva irremediablemente en la tarea de configurar adecuadamente el y los conceptos asociados.

Para terminar, los productores de ciencia y tecnología no reciben habitualmente un incentivo o reconocimiento por sumarse al reto de los procesos de apropiación social del conocimiento, cuestiones que no se valoran oportunamente en las políticas de investigación de las instituciones. Esta situación se une a la necesidad de dotar de apoyos y recursos específicos a esta tarea que requiere tanto ilusión y sacrificio.

Desde el lado de las comunidades, estas agrupaciones deben plantearse desde la organización y la representatividad dado que asumen un conjunto de responsabilidades en el contexto de la participación. Por tanto, el grado de organización será clave para poder formalizar proyectos de apropiación social del conocimiento que posteriormente requieren un modelo de gestión sostenible. No obstante, previo al resultado es evidente la necesidad asociada al dinamismo de la participación y al ejercicio responsable de compromiso sobre el conjunto de labores a poner en marcha. Por ejemplo, la aportación de ideas, el lanzamiento de retos, la estructuración de necesidades, recurriendo siempre al conocimiento con el que la experiencia ha ido dotando a estas comunidades.

Finalmente, aparecen los esquemas de sostenibilidad y autonomía con los que hacer de la apropiación social de conocimiento un verdadero ejercicio de impacto más allá de la dotación de fondos y recursos inicial. El “modelo de negocio” establecerá las bases para su verdadero impacto tratando de actuar también en la limitación de tasas de abandono futuro. En este sentido, habría que diferenciar los proyectos de apropiación social del conocimiento que pretenden generar servicios, dotación de infraestructuras, productos, etc., dado que sus modelos de sostenibilidad pueden resultar muy diversos.

En esta apuesta por la apropiación no puede faltar la necesidad de extender el proyecto exitoso a otras comunidades dado que su gran potencial de impacto vendrá determinado por esta replicación.

Desde los procesos, tanto los productores de ciencia y tecnología como las comunidades requieren, para dinamizar la apropiación social del conocimiento, una serie de procesos clave asociados al trabajo colaborativo, comunicación, creatividad, propiedad intelectual abierta, reflexión, evaluación, explotación, replicación, etc. Este último da cobertura a lo comentado en la parte de comunidades facilitando el cómo hacer la extensión.

El trabajo colaborativo requiere metodologías de participación, de distribución de tareas, de seguimiento, de comunicación, etc., cuestiones clave para un correcto programa de actuación entre agentes.

Por otra parte, se encuentran procesos de apoyo a la creatividad, al surgimiento de ideas, de oportunidades, donde poder reflexionar sobre los problemas, necesidades, etc.

También caben los procesos de protección de los resultados que surgen de la colaboración para la apropiación social del conocimiento, llegando a innovaciones sociales que deben contar con un escenario abierto de replicación y sobre el que ningún agente pueda articular un negocio basado en esa innovación o su extensión.

Finalmente, aparecen los procesos de explotación (modelo de sostenibilidad) y de evaluación para dar cobertura a todo el conjunto de impactos que se vienen logrando.

Desde los espacios, éstos se pueden caracterizar por su presencialidad o virtualidad, atendiendo a las particularidades, principalmente, de las comunidades, lo que puede suponer un enfoque progresivo de uso de las TICs.

En cuanto a la formalidad e informalidad, es relevante no descartar el poder de lo informal para poder desarrollar una labor cercana y flexible atendiendo las necesidades de cada momento en el desarrollo del proyecto y su apropiación social del conocimiento.

Todos estos espacios, sea cual sea su naturaleza o característica, deben contar con un grado de apertura importante para poder desarrollar un ejercicio de interacción lo más completo y diverso posible.

Con estos componentes podemos habilitar una manera de trabajar la apropiación social del conocimiento.

Chao.

Desafios de la Gestión del Talento en la Era del Conocimiento

Desafios de la Gestión del Talento en la Era del Conocimiento

2014/02/18 | By | Add a Comment

Nuestra Antena ha identificado un artículo muy interesante que hoy compartimos con vosotros: Desafíos de la Gestión del Talento en la Era del Conocimiento, escrito por Octavio Ballesta. Como bien comenta en dicho artículo:

“Es un sinsentido apostar a la transformación empresarial con personas desmotivadas, ajenas a la ejecución de la estrategia, y emocionalmente desvinculadas a su organización. Es un despropósito gestionar la innovación en entornos laborales cerrados, fuertemente reglamentados, y limitados por asfixiantes relaciones de subordinación, mando y control. Entristece apoyar a una función de Recursos Humanos que antes de motivar, comprometer, desarrollar e implicar a los talentos que la empresa verdaderamente necesita, no hace más, sino fungir como una eficiente y aceitada maquinaria para contratar personas y cubrir las necesidades recurrentes de una organización donde prima la obsesión por alcanzar buenos resultados financieros y operacionales, sobre el bienestar, el desarrollo y la satisfacción de su gente.”

Muy recomendable lectura!

Un abrazo

Gestión del Conocimiento – Enfoca tu Foco

2013/05/16 | By | Add a Comment
Imagen tomada de http://allthingsd.com/

Imagen tomada de http://allthingsd.com/

Sin foco no hay resultados. Necesitamos foco para desarrollar un negocio, para determinar cualquier estrategia, para establecer prioridades, para considerar resultados esperados. Este foco en el tema de la gestión del conocimiento no pasa inadvertido y es preciso abundar en él durante ciertos ejercicios de reflexión.

Yo hablo de establecer el reto de conocimiento, y casi todos los participantes en estos ejercicios para pensar se hacen una composición de lugar basada correctamente en los procesos “de negocio” críticos y cómo se vertebra el uso del conocimiento en ellos.

Así se puede crear foco y luego enfocarlo, como un proyector, tiene foco pero hay que mover el ajuste de la lente para visualizar la imagen correctamente, sin ese enfoque no se puede sacar provecho del foco.

De esta forma, se puede hablar de unos enfoques generales que sintetizan muchos de los resultados obtenidos en los citados ejercicios, a saber:

  • Organización del conocimiento.
  • Comunicación del conocimiento.
  • Mejora de las competencias.
  • Colaboración.
  • Innovación y mejora

Sepamos diferenciar el reto de conocimiento de cada uno y enfocarlo a través de subproyectos que se deben configurar para determinar ese grado de ajuste necesario, es decir, el planteamiento específico a trabajar.

Chao.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar tanto dichas cookies como nuestra política de cookies. Lea nuestra política de cookies.

Política de cookies


1. ¿Qué son las cookies y por qué las utilizamos?

Una cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

Es importante destacar que el uso de cookies no proporciona datos personales del usuario, que de cara a innoemotion.com permanece anónimo.

El usuario puede configurar su navegador para no aceptar el uso de cookies, en cuyo caso la personalización de la experiencia no se aplicaría aunque sí podrá seguir accediendo a los contenidos de nuestra web con normalidad.

En la página de Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Cookie_(informática)) es posible obtener más información acerca de las cookies y cómo funcionan.

2. ¿Qué tipo de cookies utilizamos?

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

3. ¿Cómo deshabilitar las cookies en el navegador?

La mayoría de navegadores actualmente permiten al usuario configurar si desean aceptar cookies y cuáles de ellas. Estos ajustes normalmente se encuentra en las ‘Opciones’ o ‘Preferencias’ del menú de su navegador.

Estas son las instrucciones para configurar las cookies en los principales navegadores:

Chrome: Configuración -> Mostrar opciones avanzadas -> Privacidad -> Configuración de contenido.
Para más información, puede consultar el soporte de Google o la Ayuda del navegador.

Firefox: Herramientas -> Opciones -> Privacidad -> Historial -> Configuración Personalizada.
Para más información, puede consultar el soporte de Mozilla o la Ayuda del navegador.

Internet Explorer: Herramientas -> Opciones de Internet -> Privacidad -> Configuración.
Para más información, puede consultar el soporte de Microsoft o la Ayuda del navegador.

Safari: Preferencias -> Seguridad.
Para más información, puede consultar el soporte de Apple o la Ayuda del navegador.

Cerrar